150 botellas de licor adulterado fueron incautadas e Ocaña

0
138

La Policía de Norte de Santander logró la incautación de ciento cuarenta botellas de aguardiente adulterado, el cual iba a ser distribuido en los principales establecimientos abiertos al público de la provincia de Ocaña.

La incautación se produjo en la calle once con carrera trece del municipio de Ocaña, dónde uniformados realizaban actividades de registro y control y fue interceptado un vehículo de color azul, tipo camioneta, el cual que transportaba una considerable cantidad de licor, sin acreditar los documentos que demostraran su procedencia. Por tal motivo se realizaron las pruebas técnicas a las botellas en envases de medio litro las cuales evidenciaron que las marcas habían sido alteradas y que el número de los seriales no correspondía a la patente establecida por la empresa. Así mismo, los envases presentaban desgastes en diferentes partes del vidrio que evidenciaban un mal manejo sanitario del cuidado de los mismos.
La Policía de Norte de Santander logró la incautación de ciento cuarenta botellas de aguardiente adulterado, el cual iba a ser distribuido en los principales establecimientos abiertos al público de la provincia de Ocaña.

La incautación se produjo en la calle once con carrera trece del municipio de Ocaña, dónde uniformados realizaban actividades de registro y control y fue interceptado un vehículo de color azul, tipo camioneta, el cual que transportaba una considerable cantidad de licor, sin acreditar los documentos que demostraran su procedencia. Por tal motivo se realizaron las pruebas técnicas a las botellas en envases de medio litro las cuales evidenciaron que las marcas habían sido alteradas y que el número de los seriales no correspondía a la patente establecida por la empresa. Así mismo, los envases presentaban desgastes en diferentes partes del vidrio que evidenciaban un mal manejo sanitario del cuidado de los mismos.

Este licor era transportado por dos universitarios de veintisiete años de edad naturales de Ábrego con estudios en ingeniería de sistemas, quienes no presentaron ningún tipo de documentación propicia para el transporte y comercialización del mismo.

El valor de la incautación asciende a los seis millones trecientos mil pesos, los cuales pondrían en riesgo la vida de los consumidores, debido a los altos niveles de impurezas presentados en el líquido el cual no fue destilado por una empresa acreditada.

Este licor era transportado por dos universitarios de veintisiete años de edad naturales de Ábrego con estudios en ingeniería de sistemas, quienes no presentaron ningún tipo de documentación propicia para el transporte y comercialización del mismo.

El valor de la incautación asciende a los seis millones trecientos mil pesos, los cuales pondrían en riesgo la vida de los consumidores, debido a los altos niveles de impurezas presentados en el líquido el cual no fue destilado por una empresa acreditada.