Cajas de compensación podrán desarrollar programas de empleo en zonas rurales y de posconflicto

0
435

​El Presidente Juan Manuel Santos firmó el decreto que establece los parámetros de funcionamiento del Fondo de Emprendimiento para iniciativas de economía solidaria y potencia el rol de la mujer en programas de empleo con enfoque de género.

Las cajas de compensación familiar podrán desarrollar programas de empleo, formación y emprendimiento, en particular en las zonas rurales y de posconflicto, el cual se constituye en un componente clave de la estrategia del Presidente Juan Manuel Santos para consolidar una paz estable y duradera.

El Primer Mandatario firmó el Decreto 454 de 2017 que reglamenta dos artículos de la Ley 1780 del 2016, en el que define los lineamientos para que las cajas de compensación puedan cumplir ese importante rol.

La norma, que crea el componente de emprendimiento en el marco del Mecanismo de Protección al Cesante, establece también la fundación del Fondo de Emprendimiento, que financiará iniciativas de economía social y solidaria y potencia el rol de la mujer con programas de empleabilidad con enfoque de género.

Se fortalece el emprendimiento

La estrategia de emprendimiento y desarrollo empresarial, que entrará a ser parte de las políticas promovidas por las cajas de compensación familiar, fortalecerá todo el sistema de apoyo a las iniciativas que emprenden los colombianos y se constituirá en el fondo con más recursos para promover los proyectos que decidan comenzar los jóvenes.

De igual forma, a través de esta norma, se fortalecerán planes productivos, con énfasis en desarrollo comunitario, a través de un capital semilla, asistencia técnica y créditos condonables, que apoyen nuevos emprendimientos, así como el fortalecimiento a micro y pequeñas empresas.

El propósito es dar un acompañamiento a todo el proceso de creación y consolidación de negocio.

Así mismo, con la definición de lineamientos de programas e intervenciones que se pueden realizar en zonas rurales y de posconflicto, se potencia el rol de las cajas de compensación familiar como actores relevantes para la consolidación y sostenibilidad del actual escenario de la paz.

Las acciones comprenden un programa intensivo en mano de obra, proyectos con potencial de generación de empleo, programas que fomenten la asociatividad y formación en economía social y solidaria y promoción de iniciativas con enfoque de género.