‘Colombia es el país de la región con mayor robo de celulares’

0
138
Nancy Patricia Gutiérrez, presidenta de la Asociación de la Industria Móvil de Colombia (Asomóvil), advirtió que en el primer semestre de este año se reportó el robo de 716.247 celulares en el país.

De esa cifra, según datos de la Fiscalía, solo se ha denunciado el 4 por ciento (28.569), y el subregistro se explica porque muchos ciudadanos, para evitar el trámite, no reportan el robo ante las autoridades pero sí ante su operador de celular a fin que sea bloqueado el equipo.

La cifra, dice Gutiérrez, viene en aumento desde los últimos cuatro años. Para el 2016, los casos fueron 578.836.

“Este es un problema transnacional de bandas organizadas y está en toda América Latina. Sin embargo, Colombia es el país con más celulares hurtados en toda la región”, precisó.

Lo siguen Argentina, Brasil, Perú y Ecuador.

La dirigente gremial se refirió a los cuestionamientos hechos por el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, sobre la responsabilidad de los operadores en el negocio creciente del hurto de celulares y señaló que en el país con un mismo Imei funcionan hasta mil celulares, pero aseguró que “no es por responsabilidad de las empresas ni de los operadores móviles, sino porque las bandas criminales se han especializado en burlar todos los controles”.

Y añadió: “Las empresas no patrocinan a las bandas criminales ni tienen nada que ver con el hurto de celulares”.

Gutiérrez dijo que cada año deben actualizar sus equipos para identificar las bases de datos negativas (aquellos números reportados como robados). Este año, por ejemplo, se detectó que en el país hay cerca de 1 millón de equipos con el Imei duplicado.

La funcionaria sostuvo que mientras se desarrollan todas las plataformas tecnológicas seguras, las bandas criminales se han especializado en alterar los Imei. “Los bandidos hacen de las suyas y hasta por redes sociales ofrecen cómo recuperar un Imei”, indicó.

El bloqueo de estos equipos comenzará en noviembre de este año, con el fin de que los usuarios tengan el tiempo suficiente para demostrar la legalidad de su equipo.

“Hay que amparar el derecho de los adquirentes de buena fe. Los usuarios que compran su equipo y resulta que aparece que tiene duplicado su número en otra parte del país y el sistema no puede determinar cuál es el legal y el ilegal. Se le da una oportunidad al usuario para que demuestre la compra, y el que no se acerque será bloqueado”, señaló.

Desde el 2015 se han bloqueado en el país más de 9 millones equipos.

Para Gutiérrez, la responsabilidad de la lucha contra el hurto de celulares no es solo del sector, sino es una política de seguridad ciudadana en cabeza de las autoridades. “Las soluciones propuestas deben contemplar acciones estructurales que no se limiten a responsabilizar toda la carga a los operadores móviles”, dijo.

El Tiempo