César a William: Ud. me nombra a mi hijo y yo le nombro a su cuota.

0
33455

Ante la imposibilidad legal de nombrar a su hijo en la alcaldía de Cúcuta, el alcalde encargado César Rojas, previa aprobación del alcalde electo Ramiro Suárez, habló con el gobernador William Villamizar para que lo ayudara.

Nos imaginamos que el diálogo fue más o menos así:

CR. Goberna, no sé qué hacer con mi hijo. El man está barado y aquí no le puedo dar chamba.

WV. ¿Qué quiere mijo?

CR. Cualquier cosa que le está sobrando. Yo por ejemplo no se qué hacer con la Secretaría de Cultura. ¿Eso para qué sirve?

WV. No para mucho la verdad. Listo. Yo le nombro a su hijo Secretarío de Cultura de Norte de Santander y Usted me da la Secretaría de Cultura de Cúcuta. ¿Ramiro ya aprobó?

CR. Por supuesto. Todavía no hago nada a espaldas del alcalde.

WV. César, ojalá que su hijo cumpla con los requisitos para que no nos toque forzar la cosa.

CR. Fresco, el hombre cumple. ¿Y su candidato quién es?

WV. Todavía no estoy seguro.

CR. No se afane. Así sea tecnólogo en agricultura se le nombro.

Esperamos que las secretarías de cultura de Norte de Santander y de Cúcuta hayan quedado en buenas manos.