Los 10 destinos más atractivos en América Latina

Los 10 destinos más atractivos en América Latina

889
0
Compartir
Con más de 41 millones de llegadas internacionales en 2015 y un crecimiento promedio del 5 %, la industria de viajes y turismo de América Latina tiene un potencial increíble para ayudar a generar crecimiento, crear empleos y permitir el desarrollo regional.

¿Pero qué países están mejor posicionados para beneficiarse más de la industria? Es posible que no se sorprenda al descubrir que hermosos paisajes naturales como las Cataratas del Iguazú y emblemáticos monumentos culturales como Machu Picchu no son los únicos factores que determinan si un destino es competitivo.

Cada año publicamos el Índice de Competitividad en Viajes y Turismo, que clasifica a los países en función de una serie de políticas que permiten el desarrollo sostenible del sector. El informe examina factores tales como la facilidad para hacer negocios en un país, las políticas específicas de viajes y turismo, la infraestructura, y los recursos naturales y culturales.

Entonces, ¿cuáles son los 10 países más competitivos de América Latina? Y lo que es más importante, ¿qué tienen en común todos ellos?

La mayoría de las naciones latinoamericanas confían en sus recursos naturales y la buena hospitalidad (lo que llamamos “infraestructura de servicios turísticos”) para atraer a los turistas. También cuentan con políticas de visas internacionales muy abiertas. Los gobiernos de la región conocen el papel estratégico que desempeña el turismo en la creación de empleo (10 % del PIB mundial) y apoyan activamente al sector. Al mismo tiempo, la región comparte algunas áreas de desarrollo, como la infraestructura terrestre y la oportunidad de valorar mejor los recursos culturales.

Si bien los países con mejores resultados tienen muchas características en común, cada uno tiene sus rasgos específicos que los diferencian de los demás.

México lidera el camino, ubicándose en el 22.º lugar en el mundo y en primer lugar en América Latina

Los resultados muestran que México lidera el camino, ubicándose en el 22.º lugar en el mundo y en primer lugar en América Latina. Es uno de los países que más ha mejorado en el índice, subiendo ocho posiciones este año. La priorización del sector por parte del gobierno y el gran uso de sus recursos tanto naturales como culturales han dado sus frutos.

Para continuar mejorando su competitividad, México debe centrarse en hacer el país más seguro y comprometerse más a mejorar la sostenibilidad ambiental y preservar sus recursos naturales.

Ruinas de Tulum en la Riviera Maya, uno de los destinos turísticos más importantes de México.

Brasil ocupa el segundo lugar en Latinoamérica y el 27.º a nivel mundial. El país está bendecido con los recursos naturales más grandes y diversos del planeta, y con recursos culturales fuertes. Brasil también se beneficia de una buena infraestructura de servicios turísticos y excelentes conexiones aéreas, y sus precios son muy competitivos.

Lamentablemente, la seguridad y el contexto empresarial han empeorado. La tasa de homicidios sigue siendo elevada y el entorno empresarial continúa empeorando debido a la ineficiencia del sistema legal, la burocracia y los altos impuestos. Además, el sector no ha recibido mucho apoyo gubernamental, que ha hecho muy poca inversión y marketing.

Cristo Redentor, uno de los lugares famosos de Brasil

Argentina es otro país de América Latina que logró avances significativos, subiendo siete posiciones en la clasificación mundial hasta el 50.º lugar. El país, que ya cuenta con recursos naturales y culturales excepcionales, se ha beneficiado significativamente de mejoras en su “entorno propicio”, como el mercado de trabajo y la infraestructura de las TIC.

No obstante, Argentina podría aprovechar mejor este impulso invirtiendo más en el sector de viajes y turismo. Actualmente, menos del 2,5% del presupuesto gubernamental se invierte en el sector, mientras que los impuestos y cargos sobre los billetes de vuelo se encuentran entre los más altos del mundo. Cambiar estas políticas podría tener un efecto rápido y directo, brindando un gran impulso a la industria.

Las Cataratas del Iguazú, en la frontera entre Argentina y Brasil, son las más grandes del mundo