¿A quién se le debe decir Doctor?

¿A quién se le debe decir Doctor?

3031
0
Compartir
La terminología “Doctor” que durante tantos años hemos usado en el vocabulario colombiano, se ha globalizado tanto que se ha olvidado el verdadero significado. Un doctor es una persona que intelectualmente a superado los estudios de postgrado y ha llegado hasta la cima de suespecialización. Tenga en cuenta que en algún momento los abogados  recibieron el titulo de: “Doctor en derecho“,  pero ese titulo fue quitado hace 35 años pues no todas las universidades graduaban a los estudiantes de derecho con el mismo titulo.

En el país colombiano la mayoría de las personas que no superan sus estudios de bachilleres académicos, suelen llamar doctor a cualquier profesional graduado en programas educativosde cualquier universidad, pero la ignorancia va mas allá de estos confines pues aun los recién graduados exigen que se les llame doctores, titulo que no se les otorga siquiera a losprofesionales de la salud, que en su ambiente son médicos. Basta con ejercer un cargo para crecerse y hacerse llamar así como un símbolo de pleitesías rendida hacia el, por el solo hecho de saber escribir y leer bien.

La pobreza mental no es solo de quien les dice así a este tipo de personas, sino también de quienes se sienten importantes sin siquiera haber rasguñado en la distancia el nivel de los doctorados, esto realza el nivel educativo de Colombia. No es suficiente ser excelente en el lugar de trabajo para ser doctor, hay que primero dar pasos firmes hacia la educación integralprofesional, mientras tanto lo mas conveniente es que cada quien se haga llamar por el titulo realmente adquirido en los programas de formación profesional.

El primer factor de esta costumbre es la desigualdad social, que ha permitido que las personas escasos de educación y en particular personas que desconocen el buen termino de la palabra denominen así a los abogados, médicos, ingenieros y politiqueros, incluso muchas veces se les dice doctor a personas que ocupan cargos públicos otorgados por políticos, en este momento hasta un graduado del Sena se hace llamar temerariamente “Doctor”  y cabe mencionar que hay personas que incluso sin estudios aceptan este tipo de trato desigualitario.

Que bueno seria que a todos los que llamamos doctores, lo fueran; realmente Colombia los necesita. El Doctor es un prototipo a seguir por su idoneidad, por el desempeño en sus labores, por la profundidad en los conocimientos impartidos y por las características imparciales que lo determina como un humano ejemplar. Es una tradición absurda que se debería acabar y que a cada profesional se le llame por sus logros alcanzados seria la mayor muestra de respeto para los que se enfocan a adquirir conocimiento, lo único que en realidad marcaria la diferencia.