Duerma la siesta como los profesionales

0
671

Según un estudio publicado el dormir, tanto de noche como de día, mejora la consolidación de la memoria ante palabras pares sin relación – como por ejemplo ‘pimienta’ y ‘codo’ – lo que sugiere que puede ayudar a aprender conceptos difíciles de recordar. Otro estudio, realizado en la Universidad de Tecnología de Pekín, examinó el efecto de la siesta en los atletas después del entrenamiento y encontró que las siestas podrían mejorar la función cerebral, el sistema visual y promover la recuperación física y mental.

A-woman-snoring
Dormir la siesta puede facilitar la consolidación de la memoria motor

En otro estudio publicado en 2008, Sara Mednick de la Universidad de California y sus colegas compararon los beneficios de 200 mg de cafeína (aproximadamente la cantidad en una taza de café), con unos de 60 a 90 minutos de siesta durante el día en diversas tareas de memoria. Encontraron que una siesta en general mejora el rendimiento de la memoria, mientras que la cafeína no afectó – o empeoró – el rendimiento. Los investigadores sugieren que la cafeína bloquea la consolidación del nuevo material en la memoria a largo plazo mediante el aumento de los niveles de un neurotransmisor llamado acetilcolina en el hipocampo (el mismo neurotransmisor que disminuye de forma natural durante el sueño de ondas lentas).

Todos estos posibles beneficios han llevado a empresas reconocidas, como la compañía de software HubSpot, a diseñar salas de siesta como la de su su oficina de Massachusetts, que cuenta con una hamaca y una iluminación tenue. Los empleados son libres de reservar el espacio sin limitaciones y es especialmente útil para los nuevos padres que deben hacer interrupciones de sueño durante la noche, o empleados que se recuperan de jetlag.

nap2
“La gente está muy emocionada de usarlo y no han abusado de la política en absoluto”, Alison Elworthy de HubSpot.

Otras empresas como la BBC no han tenido tanta suerte al aventurarse en esta experiencia, ya que aseguran que la implementación de las políticas de siesta llevó a aflojar el ritmo en algunas empresas, y se sufrió una caída del 30% en la productividad en la sede en Toronto.

En cualquier caso, Mednick afirma que alrededor del 40% de la población son nappers (personas que duermen la siesta) habituales – lo que significa que sienten la necesidad de beneficiarse de una siesta regular durante la tarde. De modo que si pertenezco a ese 40%, ¿cúal es la mejor manera de tomar una siesta?

El 40% de la población son nappers habituales

Según los investigadores, el momento más natural para tomar una siesta es por la tarde en algún momento entre las dos y las cuatro, cuando la siesta contendría un buen equilibrio de ondas lentas y el sueño REM (Rapid Eye Movements, es la tercera fase del sueño en la que el individuo se encuentra profundamente dormido, goza de intensa relajación muscular, y se traduce como Movimientos Oculares Rápidos). Este equilibrio se produce normalmente entre seis y ocho horas después de despertar.

Pero la mejor manera de dormir una siesta también depende de qué tipo de efectos esté usted buscando. Según un estudio de Mednick del 2009 en el cual se emplearon individuos que experimentaron sueño REM, sueño no-REM, y descanso tranquilo (mientras está despierto) en la solución creativa de problemas, los estudiantes que habían tomado las siestas REM realizaron el mejor ejercicio. De modo que para una siesta reparadora debe dormir más tarde en el día cuando se tiene una mayor cantidad de sueño de ondas lentas, mientras que si busca una siesta que pudiera ayudar a su creatividad, debe dormir más temprano en el día cuando experimenta más REM. Conseguir este tipo de sueño también significa tener que dormir por más tiempo – unos 60-90 minutos – porque es la última etapa del ciclo del sueño.

Office-Nap-Pillow
Existen cuatro fases de sueño y el sueño REM

Aunque siestas de 10, 20 o 30 minutos también pueden ser beneficiosas, la investigación llevada a cabo por John Groeger, profesor de psicología en la Universidad de Hull en el Reino Unido, indica que los nappers deben evitar tareas complicadas, como las tareas ejecutivas de alto nivel, justo después de despertar. “Cuando te despiertas se pueden hacer cosas simples bastante bien”, dijo, “pero tu cerebro necesita una o dos horas para poder estar del todo recargado.”

Por otra parte, las nuevas aplicaciones de teléfonos inteligentes e incluso máscaras inteligentes del sueño están tratando de capitalizar el sueño. NeuroOn, una máscara para dormir inteligente que rastrea las ondas cerebrales y los movimientos oculares para despertarte en el momento óptimo, reunió cuatro veces lo previsto en una campaña de Kickstarter en enero, y está previsto que sea lanzada el próximo año.

render
NeuroOn

Sin embargo hay que tomar en cuenta ciertos consejos en cuanto al tema de la siesta. Elizabeth McDevitt en el Sleep and Cognition Lab de la Universidad de California, Riverside, está estudiando si los nappers no naturales que están entrenados para hacer una siesta regularmente experimentan mejoras cognitivas. Aunque el estudio aún no se publica, ella dice que hasta el momento parece que estos no experimentan ningún beneficio, lo cual significa que si usted no siente la necesidad de dormir la siesta, el obligarse no ayudará.

Nicola Cellini, investigador de la Universidad de Padua y otros, también rechazan la noción de sueño polifásico, una estrategia en la que la gente duerme por períodos cortos durante todo el día con el fin de pasar menos tiempo de sueño total. “No importa cómo usted lo diseñe, la siesta nunca será como conseguir una noche completa de sueño”, asegura.

siesta

http://www.sleepdex.org/sstages.htm