Los reclamos de Robledo por el caso Odebrecht

0
474
El senador del Polo Jorge Enrique Robledo, en un debate de control político, presentó sus críticas sobre cómo se ha investigado el caso Odebrecht. Además señaló que ni el gobierno de Álvaro Uribe ni el de Juan Manuel Santos se salvan de estar implicados.

El senador Jorge Enrique Robledo entregó todos los argumentos por los que considera que Odebrecht es el escándalo más grande de corrupción que ha sacudido a Colombia y que salpica los niveles más altos de las esferas políticas del país. Robledo se refirió a los presuntos sobornos que se entregaron en los gobiernos de Juan Manuel Santos y Álvaro Uribe, de la plata que entró a las campañas presidenciales, de la supuesta responsabilidad del Grupo Aval en el escándalo y de la estrategia del “tapen tapen” que, según él, impera hoy en la Fiscalía.

Sin embargo, el fiscal Néstor Humberto Martínez se excusó por no asistir al debate a través de una carta en la que advirtió: “Es improcedente que los funcionarios judiciales intervengan en controversias de naturaleza estrictamente política, mucho más cuando giran alrededor de asuntos sometidos al conocimiento de la justicia”.

Según el congresista Jorge Robledo, el caso de corrupción de Odebrecht deja claro que ni el segundo gobierno de Uribe (2006-2010) ni los de Santos se salvan. Agregó que en el año 2010 Odebrecht y sus socios de la Concesionaria Ruta del Sol S.A.S. -Corficolombiana y el Grupo Solarte- pagaron US$6,5 millones para quedarse con la obra del sector II de la Ruta del Sol.

El senador Robledo puntualizó que, en 2014, la constructora brasileña destinó US$4,6 millones para lograr la adición de la construcción de la vía Ocaña-Gamarra, y que tanto las campañas presidenciales de Juan Manuel Santos en 2010 y 2014, como la de Óscar Iván Zuluaga resultaron beneficiadas con los dineros de la multinacional brasileña.

Robledo enfiló baterías contra la relación del fiscal y quienes él cree son otro gran responsable, el Grupo Aval. El congresista indicó que si bien el país conoce lo que sucedió en 2010 con los sobornos que le pagaron a García Morales, nada se conoce sobre la adición del tramo Ocaña-Gamarra. “¿Cómo esperar que el fiscal general aclare la situación de Odebrecht si era el abogado del Grupo Aval? (…) “Es una estrategia de tapen tapen”, recalcó Robledo, quien agregó que más que un abogado de Luis Carlos Sarmiento Angulo, el actual fiscal era su asesor.

Entre las supuestas irregularidades mencjonadas por el senador Robledo está que el abogado y hoy fiscal Martínez ha cambiado en los últimos años el nombre de sus empresas en 24 oportunidades para que no se pueda llegar directamente a sus contratos. Tanto así que, según él, Martínez fue contratado en tres oportunidades por la Concesionaria Ruta del Sol y esos tres contratos fueron firmados con nombres de tres empresas diferentes. Para el congresista y precandidato presidencial del Polo eso es una clara evidencia de la relación de Martínez con el caso Odebrecht.

En contraste, el mismo fiscal Martínez ha explicado que nunca ha intentado esconder sus negocios, que jamás ha creado sociedades anónimas y que sus actuaciones han sido transparentes. Agregó que él es una de las personas que más conoce sobre la constitución de sociedades en Colombia y que, por tal motivo, siempre se ha cuidado para evitar suspicacias o comentarios. Martínez también añadió que tan sólo uno de los contratos que firmó con la Concesionaria Ruta del Sol estuvo relacionado con el caso de la multinacional Odebrecht y precisamente fue por el que se declaró impedido. Sobre los demás contratos observó que se basaron, por ejemplo, en conseguir un contrato de estabilidad jurídica para el Estado.

Para Jorge Robledo, ese impedimento que presentó el fiscal general hace cinco días es la clara prueba de que sí intervino en el caso Odebrecht. El congresista explicó que ese concepto en el que se advertía que la vía Ocaña-Gamarra no podía adjudicarse “a dedo”, es la prueba de que tiempo después no actuó acorde con su pensamiento, pues fue él uno de los miembros del Consejo de Ministros que en 2014 aprobó el Conpes que avaló la adición al contrato de la Ruta del Sol. “Cometió prevaricato cuando participó en el Consejo de Ministros que aprobó el Conpes 3817. Hizo otra cosa diferente a lo que pensaba como abogado”, puntualizó el senador.

Contrario a eso, el fiscal Martínez insistió en que ese impedimento demuestra que siempre se opuso a que los grandes proyectos viales no se licitaran en un concurso público bajo los principios de igualdad y de libre concurrencia. Y en su carta en la que se excusaba del debate precisó: “Es francamente reprochable acudir a la justicia y promover al mismo tiempo querellas políticas, estratégicamente publicitada, que lo único que buscan es interferir sus decisiones”.

En varios momentos del escándalo, el Grupo Aval, en cabeza del industrial Luis Carlos Sarmiento, ha explicado su relación con los hechos afirmando que, antes que cómplices, son víctimas. “Corficolombiana buscó asociarse con Odebrecht, la compañía más grande de ingeniería y construcción en Latinoamérica (…). Debido a nuestro completo desconocimiento acerca de las acciones ilegales de nuestros socios, de manera formal solicitamos que se nos haga parte del caso como víctimas de Odebrecht”, ha sido su postura. Además, sostiene que desde que capturaron en junio de 2015 al director de la constructora brasileña, Marcelo Odebrecht, solicitaron a sus directivos en Colombia aclarar lo sucedido, pues no había sospecha de que estuviera comprometida la licitación de la Ruta del Sol sector II.

Según comunicados del Grupo Aval, sólo fue hasta el 21 de diciembre de 2016 que se enteraron, por reportes de prensa, que los sobornos que se pagaron estuvieron vinculados con la Concesionaria Ruta del Sol. Sin embargo, para Jorge Robledo existe un hecho puntual, y es que los mismos directivos de la multinacional Odebrecht, como Luiz Antonio Bueno Júnior, Luiz Antonio Mameri y Luiz Eduardo Da Rocha Soares, advirtieron que el expresidente de Corficolombiana, José Elías Melo, había autorizado el pago de los sobornos. Por esa declaración de Luiz Bueno, Melo fue citado a interrogatorio por la Fiscalía. En ese entonces, Corficolombiana comunicó que desconocía las razones.

“El 30 de enero el expresidente de Corficolombiana José Elías Melo, quien renunció por decisión propia aproximadamente un año antes, fue citado por la Fiscalía para ser interrogado. No tenemos más información respecto a este procedimiento ni conocimiento de que se le hubiere formulado alguna acusación. José Elías Melo fue presidente de Corficolombiana por 10 años y dejó la compañía por razones personales. No hay asociación entre su salida de la empresa y el caso de Odebrecht”, precisó una comunicación del Grupo Aval.

Robledo concluyó que queda mucho por aclarar y que no es posible que en Colombia no se le haya puesto una sola sanción a Odebrecht y a sus socios. “¿Va a existir un pacto entre todos los salpicados políticos para que nada se sepa?”, señaló. Terminada su intervención, no faltaron los señalamientos en su contra por parte de sus detractores. Algunos calificaron su intervención como un acto proselitista, pues para nadie es un secreto que él será uno de los candidatos presidenciales en la contienda electoral de 2018.

El Espectador