“Maduro está desesperado”

“Maduro está desesperado”

991
0
Compartir

Monseñor Roberto Lückert, arzobispo emérito de la Arquidiócesis de Coro, considera que el país entraría en un receso de paz si hay elecciones próximas y de manera inmediata de gobernadores y alcaldes. Insiste en que bajaría la tensión que dejan la represión y violencia que se desató en los últimos días las consecuencias de las sentencias 155 y 156 de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que limitan la inmunidad parlamentaria y despojan a la Asamblea Nacional (AN) de sus competencias, reseñó La Verdad.

“Si ya el Gobierno, en este caso Nicolás Maduro, dijo que estaba ansioso porque hubieran elecciones, entonces creo que sí habrá elecciones este año”, indicó en entrevista telefónica con el diario La Verdad.

El clérigo cree que un proceso electoral este mismo año, como correspondería celebrar al Consejo Nacional Electoral (CNE) una vez postergados los comicios regionales desde diciembre de 2016 para finales del primer semestre de este año, llamaría a un diálogo constructivo entre el presidente Nicolás Maduro y los distintos sectores de la oposición. “Pienso que esto es lo más seguro”, dijo y agregó: “El Gobierno no aguanta más la presión de calle que tiene de parte de la oposición”.

Afirma que con dichas sentencias del TSJ el Gobierno mostró sus costuras de tratar de imponer en el país una dictadura tipo Fidel Castro y Raúl Castro, líderes cubanos. “Eso es lo que pretenden imponer aquí, una dictadura con un barniz de democracia”.

Represión con odio

El también presidente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) expresó su preocupación por el odio que observa en las personas que reprimen las protestas de calle. “Es inaudito el volumen de bombas lacrimógenas que utilizan para reprimir las protestas; pero no van a poder, el pueblo está cansado, tenemos 18 largos años en los cuales el pueblo cada día está peor y angustiado porque no hay comida, no hay seguridad y por supuesto el pueblo tiene que escapar a esto, salir a la calle a protestar para buscar la salida a esta crisis”.

Recordó que la manifestación pacífica es legal, está en la Constitución de la República y por ende, asevera que el Gobierno debe respetar.

Papel de los políticos

Monseñor Lückert recalcó que el papel de los políticos y especialmente el de la oposición, no es pensar en ser gobernadores y alcaldes; sino pensar en una Venezuela que sufre mucho por hambre, por falta de medicinas e inseguridad. “Los políticos tienen que hacerse respetar como políticos y buscar soluciones a través del diálogo”.

Propone que una solución es que el presidente Maduro sostenga una reunión en privado con el diputado Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional, a fin de buscar soluciones a la crisis que vive el país.

Consiedró una arbitrariedad la inhabilitación por 15 años al opositor Henrique Capriles, gobernador de Miranda. “El Gobierno no va a solucionar nada inhabilitando a Henrique Capriles, con eso pareciera que le tienen miedo; es decir, si el gobernador de Miranda sale en este momento de crisis donde la gente está crispada y ya no aguanta más, podría ser un candidato”.