Mora se acerca al Sena en Santander

0
286

Su aparición en la baraja de nuevos funcionarios coincide justo con el en encargo de Jose Antonio Lizarazo, exdirector regional del Sena en Norte de Santander, quien llegó a ese cargo como cuota del senador nortesantandareano Manuel Guillermo Mora.

Como ha contado La Silla, Mora y los Alvernia son amigos personales y han hecho política juntos.

Por ejemplo, Mora fue decisivo en la entrega del aval de La U para Jhan Carlos en 2015, estuvo en el lanzamiento de su campaña y ha recibido votos de los Alvernia en varias de sus aspiraciones (Jhan Carlos inició en la política como miembro de las juventudes de Mora en Santander).

Precisamente, la llegada de Alvernia, quien hasta ahora había estado desaparecido del mapa político, según una directiva nacional de ese partido que lo sabe de primera mano, se da como cuota del senador.

El cargo al que llegará Alvernia es el de asesor grado 5, que es el de más alto rango en esa entidad y, según dos fuentes que conocen la estructura interna del Sena, todo está dado para que una vez se posesione se convierta en el encargado de la dirección regional en Santander.

Tratamos de buscar la versión oficial al respecto y el director de comunicaciones del Sena se negó a contactarnos con la persona encargada.

En caso de que se concrete la movida, Mora arrancará el año electoral con uno de sus aliados al frente de un de los fortines más apetecidos en Santander.

No solo porque tiene un presupuesto de inversión que rodea los $86 mil millones y presencia en cada una de las provincias del departamento, sino porque cuenta con al menos 1800 contratistas (este año fue utilizado para recogerle firmas a Vargas Lleras).

Eso en momentos en los que Mora está moviéndose en Santander para hacer fórmula con Jhonathan Vásquez, el excandidato a la Alcaldía de Barrancabermeja que en 2015 sacó 30 mil votos, le será muy útil.

Mora no le contestó a La Silla los mensajes ni las llamadas, pero por ahora lo que queda claro es que le apunta a reforzarse en Santander (ya sea en la dirección regional o poniendo más fichas suyas en la cúpula nacional), mientras en su natal Norte un sector ve su aspiración de capa caída.

La Silla Vacía