Ordenan a Álvaro Uribe retractarse por llamar a Daniel Samper “violador de niños”

0
196

Daniel Samper advirtió desde el inicio que recurrería a las herramientas legales para proteger su buen nombre.Cristian Garavito

El periodista Daniel Samper Ospina ganó, en primera instancia, la batalla legal que emprendió contra el expresidente Álvaro Uribe. Luego de haber presentado una tutela en el Tribunal Superior de Bogotá, en la cual pidió que se protegieran su buen nombre y su honra, el magistrado Luis Fernando Ramírez de esa corporación le dio la razón y le dio la orden al ahora senador del Centro Democrático de retractarse “dentro de las cuarenta y ocho (48) horas siguientes a la notificación de este proveído”.

La tutela había sido admitida por el Tribunal hace tres días, luego de que Samper Ospina afirmara públicamente que presentaría recursos legalescontra el expresidente Uribe. La orden para Uribe es emitir “una retractación firme y precisa de la sindicación al accionante de violador de niños y de la afirmación acerca de que éste hizo publicaciones pornográficas, a través del mismo medio en que las expresó”. Es decir, por Twitter.

Esta pelea comenzó el viernes 14 de julio pasado, día en que el expresidente Uribe aseguró que Daniel Samper era un “violador de niños”. Las molestias por el comentario se hicieron sentir de inmediato, no solo de parte de Daniel Samper sino de otros periodistas. Entre ellos, por ejemplo, Félix de Bedout: “Lo de @AlvaroUribeVel contra @DanielSamperO aterra pero no sorprende, son años de complicidad, silencio e impunidad ante la ley”.“Cómo puede decir eso? Tiene pruebas de que @DanielSamperO viola niños? No más ataques con odios! Por favor debates con argumentos y altura!”, reclamó la directora de Noticias RCN, Claudia Gurisatti.

Uribe trató luego de explicar sus palabras: dejó ver su molestia con Samper porque hacía unos meses había escrito algo satírico sobre Antioquia -donde Uribe es más fuerte electoralmente-; porque se había burlado del nombre de la hija de la senadora Paloma Valencia, Amapola; modificó su aseveración y dijo después que Samper Ospina era un “violador de los derechos de los niños” y, por último, protestó que Samper, cuando era director de Soho en 2002, había publicado imgánes pornográfica de unas adolescentes de 16 años.

En conclusión, el senador Uribe nunca presentó públicamente los soportes para llamar a Samper Ospina “violador de niños”. El periodista, a su vez, dijo que no temía al expresidente, pero sí que lo responsabilizaba en caso de que algo llegara a pasarle a su familia, pues las agresiones contra él en Twitter escalaron rápidamente desde la acusación del expresidente.

El tema se volvió pronto un debate público. Al congresista Uribe lo respaldaron los integrantes de su partido, mientras que a Samper Ospina lo respaldó la Fundación para la Libertad de Prensa. Luego, unos periodistas y directores de medios divulgaron una carta en la que decían: “Es hora de que el expresidente Álvaro Uribe Vélez deje atrás la práctica de difamar, calumniar e injuriar a sus críticos como si no fuera un expresidente obligado a dar ejemplo, ni un ciudadano sujeto al Código Penal”. (Lea la carta completa aquí)

Lea acá la sentencia completa: