Por qué celebramos hoy el día de las velitas?

0
1837

El 8 de diciembre fue el día en que, en 1854, el papa Pío IX emitió la bulaIneffabilis Deus, que trata sobre la Inmaculada Concepción de María.

Un fragmento de la bula dice: la misma santísima Virgen fue por gracia limpia de toda mancha de pecado y libre de toda mácula de cuerpo, alma y entendimiento, y que siempre estuvo con Dios, y unida con Él con eterna alianza, y que nunca estuvo en las tinieblas, sino en la luz.

Se cuenta que, al emitirla, por todo el mundo católico se encendieron velas y antorchas.

También existen versiones que asocian el encendido de luces a prácticas anteriores a la bula papal. En cualquier caso es algo que se volvió tradición en Colombia. Aquí, el 7 de diciembre las velas se encienden en todas las regiones, en prácticamente todas las calles y en casi todas las casas.

Es la primera celebración oficial de la Navidad, en la que además de luz hay largas fiestas, porque el 8 es festivo. Con la Noche de las Velitas comienzan a vivirse el último tramo hacia el fin de año, en el que en este país de fuerte tradición católica se sigue con las novenas. Son reuniones que van del 16 al 24 de diciembre, en las que se reza y se cantan villancicos en anticipación a la Navidad, y en las que se come y se celebra y sí, también se organizan fiestas.

Otra advocación de la Virgen María

La Inmaculada Concepción es otra de las advocaciones que recibe la Virgen María. Según las escrituras católicas, era necesario que para la llegada de Dios, existiera un fondo blanco, limpio de todo mal, que permitiera resplandecer el color infinito de su amor. María es ese fondo que hace brillar la luz de Dios y nos la da a todos los hombres para recibir su amor particular por cada uno de nosotros.

Por eso, el 7 de diciembre, día de las velitas, miles de creyentes en Colombia hacen homenaje a la Inmaculada Concepción de María encendiendo la luz de las velitas, que sirven para adorarla y también para dar muestra de la luz que con su aceptación trajo la vida al mundo.