San Valentín, un alivio para cucuteños ante la crisis en la frontera

0
117

San Valentín, una ayuda para los cucuteños ante la crisis en la frontera

En un país con cifras de desempleo inferiores al 10% en el último lustro, esta ciudad cerró en el 2017 con una tasa de 15,9%. Por ende 600 habitantes de esta zona fueron contratados para trabajar en floricultura, en la Sabana de Bogotá.

El desempleo “se concentra en Cúcuta por ser la zona de frontera que recibe esta presión migratoria”, lo que acentúa una tendencia hacia la informalidad, explica Iván Daniel Jaramillo, del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario.

Después de Navidad, San Valentín es la celebración en la que los norteamericanos gastan más dinero, y el mes previo al día de los enamorados, el 14 de febrero, es el mayor pico del año para los floricultores colombianos, que satisfacen el 74% de esa demanda.

Para esta temporada, Sunshine Bouquet echó a andar un plan de reclutamiento en la zona de frontera con la expectativa de contratar migrantes venezolanos, pero encontraron también una enorme necesidad entre cucuteños.

Los floricultores de la empresa fueron en búsqueda de mano de obra ante la elevada demanda de exportación en San Valentín, y lo que encontraron fueron multitudes desesperadas. En Cúcuta hay “una población muy necesitada, sufrida, pero con muchas ganas de trabajar”, explicó Felipe Gómez, gerente general de la compañía.

A mediados de enero transportaron en 14 buses a los 600 elegidos – 80% de ellos colombianos recientemente retornados – para instalarlos en tres fincas de la Sabana de Bogotá, donde adecuaron campamentos y contenedores con calefacción y agua caliente. Reciben el salario mínimo, cerca de 300 dólares, además de alojamiento y alimentación.

Rubiela Méndez y William Pérez nunca habían sentido el frío húmedo de la Sabana de Bogotá. Lo cuentan mientras arman ramos de doce rosas en una bodega a más de 500 kilómetros de su natal Cúcuta, en la deprimida frontera con Venezuela.