Sin carros para emergencias está la Defensa Civil de Pamplona

0
135

El personal de la Defensa Civil de Pamplona, desde hace dos años se quedó sin vehiculo para así transportarse y atender los llamados de las comunidades cuando lo necesiten.

Este hecho se produjo cuando enviaron a la dirección nacional de ese organismo, en Bogotá, un viejo Toyota naranja, justificando que había cumplido el ciclo de utilidad y que por las normas técnicas no era apto para seguir prestando los servicios al voluntariado.

A partir de ahí, han tenido que recurrir a la ayuda de otros organismos del municipio para cumplir con los compromisos cuando se presentan emergencias o con sus funciones de proyección social.

En algunas ocasiones no se han podido desplazar a la atención de algunos casos, porque no consiguen transporte. Aunque disponen de una moto institucional y de otras particulares, no son suficientes para trasportar al personal que se requiere y mucho menos llevar equipos y materiales de salvamento.

“Lastimosamente, en esta zona del departamento no contamos con un vehículo para la atención de emergencias, teniendo en cuenta que esta es una región complej, que amerita disponer de un medio de transporte”, aseguró el presidente de la junta de la Defensa Civil de Pamplona, Alexis Fernando Peñaloza Ruiz.

Precisó que salen a atender los compromisos con la ayuda del Batallón García Rovira, que les facilita el transporte cuando hay disponibilidad. También los apoyan Empopamplona y particulares.

El voluntario indicó que han solicitado la donación o préstamo de un automotor para cumplir la misión de rescate a través de Gestión del Riesgo de Desastres y de otras entidades del país, pero no se ha logrado ese propósito.

Peñaloza, recordó que enviaron un oficio a la Presidencia de la República y al Ministerio de la Defensa, en donde les contestaron que estaban facultados para gestionar los recursos por ser una entidad privada y sin ánimo de lucro.

Al igual indicaron que era responsabilidad de la Alcaldía de Pamplona y de las oficinas municipales y departamentales de gestión del riesgo, facilitarles los medios para ejercer el voluntariado.

La Defensa Civil de Pamplona dispone de 76 líderes capacitados y entrenados para atender emergencias relacionadas con accidentes de tránsito, colapso de estructuras, incendios forestales, labores de proyección social y trabajo con el medio ambiente.

En la actualidad, tienen la sede en una casa de propiedad de la Arquidiócesis, que la facilitó en comodato en la urbanización San Pedro, sector del Seminario Mayor.  El voluntariado de la Defensa Civil agregó que mientras no tengan vehículo propio, seguirán en apuros para atender las emergencias que se presenten en el municipio.