Reorganizan el Sisbén

Reorganizan el Sisbén

773
0
Compartir

Un decreto expedido por el Gobierno establece las pautas para fijar los criterios de selección de beneficiarios del Sisbén y así evitar a los “colados” que sustraen recursos a quienes más los necesitan.

El Gobierno Nacional reorganizó el Sistema de Identificación de Potenciales Beneficarios para Programas Sociales (Sisbén) con el que generará mayor equidad y mejores procedimientos para la depuración de la base de datos y así asegurar que la asistencia del Gobierno llegue a quienes realmente la necesitan.

Mediante el decreto expedido por el Gobierno se reflejará una verdadera justicia social al sistema con el que el Gobierno otorga subsidios y asistencia de diversa índole, y cuyas fallas eran aprovechadas por inescrupulosos para recibirlos sin que lo merecieran

De esta forma, se unifican las definiciones relacionadas con el sistema para asegurar un lenguaje común y claro en su implementación; establece las actividades de los diferentes niveles de gobierno en la administración de la base de datos; y define procedimientos precisos para la inclusión, validación, control de calidad y exclusión de dicha base.

De la misma forma, establece mecanismos de intercambio de información de las entidades con el Sisbén para mejorar su calidad.

Los cambios introducidos permitirán llegar a los colombianos más vulnerables, quienes realmente necesitan de los programas de asistencia del Gobierno y no a quienes hacen trampa para obtener puntajes bajos.

Operación del Sisbén

La norma determina las actividades que en relación con la operación del Sisbén, deben desarrollar el Departamento Nacional de Planeación, las gobernaciones, los municipios y distritos, haciendo explícitas las responsabilidades de cada nivel de gobierno, a diferencia de la normativa anterior en la cual no era claro el rol de algunos actores como los coordinadores departamentales.

El decreto establece procedimientos más eficaces frente a la anterior norma en cuanto a la permanencia, inclusión de personas y la depuración de la base de datos, desde los territorios, dentro del debido proceso.

En particular, el decreto le da herramientas al DNP para hacer una depuración directa de la base de datos por inconsistencias en casos específicos.

Así mismo, define casos explícitos en los que pueden excluirse registros de la base de datos del Sisbén, relacionados, algunos de ellos, con inexactitudes e incongruencias de la información, con el fin de promover que los ciudadanos reporten información veraz al Sistema.

Para determinar tanto derechos como deberes a las personas registradas en el Sisbén, el decreto limita la posible manipulación de la información en el sistema por solicitud indiscriminada de encuestas por parte de las personas para modificar su puntaje.

Registros validados

Con el fin de promover la calidad de la información en el Sisbén y que los beneficios del Estado lleguen solamente a quienes lo necesitan, el decreto establece la obligatoriedad de que las entidades usen solamente los registros validados en la base del Sisbén para la focalización de los programas sociales.

Finalmente, el decreto también facilita el cruce de bases de datos para identificar inconsistencias en la información almacenada en el Sisbén. Así mismo, en el futuro, lograr la actualización del sistema a través de registros administrativos, para facilitar el intercambio de información entre entidades públicas.